Sencillez

De las entradas que aparecen en el buscador de Google, al teclear el nombre del director de cine Pat Holden, me llama la atención que haya dirigido El exorcismo de Sally. De lo que leo del argumento hay que decir que es lo de siempre salvo por el entorno en el que viven los personajes. Es decir, es como lo que sucede con las películas porno, todas son iguales. La supuesta relación con un ente invisible de Sally es el eje en el que se focaliza todo el argumento. Hablando de sencilleces me viene a la mente que actualmente se estrena estos días la segunda parte de Avatar, y en este caso lo importante, lo que tiene “chicha” es sólo los efectos audiovisuales, el grafismo por ordenador. El argumento, concretamente, es muy sencillo. Y para acabar estos comentarios, decir que “Bailando con lobos”, “El último samurai” y “Gladiator”, tienen las tres el mismo hilo conductor, el mismo eje argumental. En las dos primeras, un renegado abandona el bando de la guerra al que pertenece y llega a lo más alto en las filas del bando contrario, que es el “menos malo”. Gladiator, le obligan a Máximo a erigirse en adalid de los más humildes, los gladiadores y luchará fieramente para recuperar lo que tan vilmente le robaron, aunque no se puede lograr la recuperación. De estas tres películas que me encantan, me gustan mucho diría que me quedo con la idea, el germen de lo que también tiene la película “La selva esmeralda”. Es un film que bien podría servir de anuncio, de reclamo publicitario pues reivindica, llama o exhorta a que tomemos conciencia de un problema muy en boga en estos días, la deforestación del Amazonas por parte de empresas multinacionales madereras y petrolíferas. La ves y te queda el buen sabor que deja el entender y asimilar la moraleja de una bonita fábula.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mexillóns para cear, de Birgit Vanderbeke

Del Festival Internacional de Cine de Gijón en 2009

Breve comentario acerca del cine tailandés (artículo 1)