El acontecimiento es una película dirigida por Audrey Diwan. Reflexión

Un grito de llamada a la feminidad Este film comienza con la normal puesta en situación al espectador, estamos en los años 40, en un pueblo o ciudad pequeña, una residencia de estudiantes, … poco a poco nos vamos fijando en que Annie es nuestra protagonista, una fiesta, un baile, un bombero que se hace pasar por estudiante flirtea con ella. Nos damos cuenta que ella es de armas tomar igual que cuando un profesor sorprendido por los efectos del “acontecimiento” , que hace que no quiera estudiar, le dice a Annie que sabe reconocer cuando se encuentra frente a otro colega. Y es que, el rostro de la actriz protagonista cautiva, es muy guapa y además muy inteligente, palabras que también le dice un chico que intentará ligársela en la fiesta del comienzo. La crudeza de la vida es algo para lo que no estamos preparados nunca y esta película es muy explícita en ello. Igual de incomodo es el hecho de que plantea que una mujer está limitada cruelmente por el hecho de ser mujer, si quiere hacer una carrera y dedicarse a escribir como es el sueño de nuestra protagonista. No puede decir nada. Todo se lo ha de comer ella sola. Y encima sólo recibe desplantes y discriminación de los demás si osa pedir ayuda. El tema del aborto en 1940 en Francia estaba muy mal. Bueno, en todas partes igual. Con pena de cárcel y arriesgando la vida si persistía en su empeño de querer seguir adelante. Tiene un giro que atrapa al espectador con una desazón abrumadora cuando compungidos asistimos a la decepción de que la joven protagonista, inocente ella, ha tomado un medicamento que supuestamente, le iba a hacer abortar y sin embargo, con toda la mala fe del mundo, el doctor que se lo recetó, le dió un medicamento que refuerza el feto. Después, igualmente, dentro del hilo conductor de la trama al que se ciñe con ahinco la película tiene dos o tres giros más y nos despide el director de este maravilloso film con un sabor de boca muy interesante pues nos conciencia de que el papel de la mujer que lucha por hacer valer su feminidad en contra de la apisonadora del machismo, no es nada fácil. Ynos recuerda que hoy, gracias a Dios, hemos avanzado algo o bastante, … a gusto del espectador, según como lo quiera entender.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentarios acerca de algunos personajes de ficción

Pepe Carvalho “ Milenio, 1. Rumbo a Kabul” y Frankenstein

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de Oliver Sacks